Pipinas Historia


En 1882 se fundo la ciudad de La Plata y extendió su línea férrea hasta Bme Bavio, luego hasta Magdalena, después hasta Álvarez Jonte. En 1913 cuando se resolvió extender la línea hasta Las Pipinas , se establecieron tres paradas.

Se invito a Don Benjamin Barreto activo propulsor de esta extensión a bautizar las flamantes estaciones Así fue como la primera se llamo Verónica, en homenaje a Doña Verónica Bernal de Tornquist cuñada política de Barreto. La segunda Monte Veloz así lo llamaba al ser el medano mas alto de Juan Geronimo y la Tercera la denomino con el romántico nombre de Las PIPINAS.

Las Pipinas pertenecían a la alta sociedad de Buenos Aires dos niñitas rubias. La esposa de Benjamin Barreto, María Luisa Tornquist (hija de Ernesto Tornsquist) era tía de las dos hermanitas, hijas de Raúl Dielh llamadas Sara Josefina y Josefina Dielh. Preciosas niñas que tenían la virtud de ser buenas y dulces. Los parientes utilizaban su diminutivo Josefinas para llamarlas “Las Pipinas”.

las_pipinas

«Las Pipinas» Sara Josefina y Josefina Dielh.

 

En homenaje a las niñas a quienes quería mucho Don Benjamin Barreto y esposa, bautizo con el nombre de Las Pipinas a la flamante estación, punta de riel, de arquitectura inglesa construida prolijamente. Todos sus artefactos hasta el mas minino, importado de Inglaterra. El piso del andén de piedra lajas y el ostentoso cartel que la designaba Las Pipinas.

Pipinas se fundó en el año 1913 con la estación del ferrocarril y en 1938 se instaló allí la fábrica cementera CORCEMAR, cuando era un pequeño poblado de pocas casas, la estación y un almacén. Alrededor de la fábrica comenzó a construirse el pueblo, que en poco tiempo pasó a tener más de 3000 habitantes. En el año 2001 (luego de haber sido vendida en 1991), la fábrica cerró sus puertas, con la consecuente reducción de la población.

Su tradición solidaria y emprendedora, se vio reflejada en un grupo de habitantes que decidieron formar una cooperativa y recuperar el hotel que fuera construido por la empresa CORCEMAR para la instalación de la fábrica. Este grupo cooperativo, llamado Pipinas Viva, recuperó las instalaciones del hotel y logró ponerlo en marcha en el año 2006. Pipinas se convirtió de esta manera en una de las pequeñas localidades pioneras en trabajar alrededor del concepto de Turismo Comunitario en la provincia de Buenos Aires. Hoy, esta pequeña localidad ofrece a sus visitantes tranquilidad, descanso, una exquisita gastronomía criolla y productos regionales.

Fuente:  Página web Cooperativa de Trabajo Pipinas Viva


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 ideas sobre “Pipinas Historia